Categorías
Blog

Autopromoción, ¿merece la pena?

¿Es necesario autopromocionar tu negocio?

Para empezar, ¿qué es la autopromoción? Unido al concepto de publicidad, consiste en hablar sobre tu negocio, tus proyectos, tus logros, o simplemente, sobre ti mismo.

Mucha gente asocia el termino autopromoción como algo malo, donde la persona que lo hace intenta verderse. Presumir y sacar a relucir todo su ego. Pero no es así, si tu mismo no eres capaz de promocionarte, hablar sobre tus cosas buenas, y sacar fuera lo mejor de ti mismo… ¿Quién lo va a hacer?

A través de la autopromoción, nos damos cuenta nosotros mismos de nuestros propios logros, de los éxitos conseguidos, y sobre todo, de que somos capaces de hacer mucho más de lo que pensábamos en un primer momento.

Solo hay que pararse un momento a reflexionar sobre el tema.

¿Merece la pena la autopromoción?

A nivel laboral, es bueno hacer una retrospectiva sobre los logros obtenidos. En mi caso en concreto, la autopromoción laboral sería pensar en que he montado mi propio negocio, en que llevo muchos años creando vídeos en Youtube, en que he participado en un documental para Movistar+ y también, en que he logrado colaborar con muchas empresas. Verlo desde este punto de vista, me ayuda a ser más positiva, a visualizar mejor el camino que he seguido, y a crear nuevos objetivos para el futuro.

A nivel personal, también es bueno echar un vistazo al pasado y sentirte orgullo de los éxitos obtenidos. Por ejemplo, logré finalizar con éxito la carrera de Administración y Dirección de empresas en la Universidad Rey Juan Carlos I. O pensar en que tengo grandes amigos y familiares que me apoyan y confían en mi.

Contestando a la gran pregunta, ¿merece la pena? Un rotundo si. Hay que liberar la mente y empezar a querernos y valorarnos un poco más. De este modo, podremos autopromocionarnos sin sentir vergüenza o tener pensamientos negativos.

autopromoción

¿Cómo puedo autopromocionarme?

Es muy sencillo, hay muchas maneras de hacerlo, aquí os dejo algunos consejos y claves a seguir:

  • Redes sociales: escribir brevemente a qué te dedicas, qué has estudiado, o sobre qué te sientes orgulloso. Cualquiera puede encontrar tu perfil y conocer un poco más sobre ti.
  • Newsletter: das a conocer tu negocio, o tu persona, de manera más directa. Los clientes pueden ayudarte con opiniones y comentarios.
  • Amigos y familiares: puedes contar un pequeño logro, mandar un Whatsapp, llamar por teléfono o hablar cara a cara. Pueden ayudarte a ver más cualidades positivas sobre ti que no sabías.

¡Cuidado! Tampoco caigas en el spam y estés todo el rato promocionandote de la misma forma, ni a las mismas personas. Ya que podrían llegar a cansarse y no querer saber nada más de tu negocio. Hay que llamar la atención, pero sin agobiar.

Ahora la gran pregunta que te tienes que hacer es: ¿eres capaz de autopromocionarte? Para ello, te propongo un reto: escribe dos cosas de la que te sientas orgulloso en los comentarios. Haz un pequeño análisis sobre tus logros y compartelos con el mundo.

Dato curioso: si queréis saber más sobre el tema, os recomiendo realizar un pequeño curso de Google Actívate llamado:

«Gana confianza con la autopromoción«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Ainhoa Camello Santos.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Arsys Internet S.L.U..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.